Un cuento surreal

Para nosotros dos solo puede existir un cuento surreal, en el cual seas tú el príncipe, yo la princesa, nubes de algodón y reflexión, soportando el hecho de nuestra magia impar que va componiendo este ámbito negligente y que no me permite desprenderme de ti, aún cuando andan las sombras, zozobrando ciertas huidas y escapatorias.

Tus manos y tu piel, tu piel que se adhiere a la mía y no me deja despegarme, buscando un refugio permanente, que me deja muda, no me deja pensar, solo me hace seguirte, apegarme, compenetrarme a tu piel. Esa piel que busco en mi y que no puede pertenecer por causas exageradas, que no conciben.
Por último , luego de haber estado navegando en un mar sin fondos necesarios puedo decir, que aborrezco grandemente el dominio congelado de estratos diferentes a los míos, en donde solo vuelvo y me apego sin querer componer nada.
El abrazo fue justamente un símbolo de apego y por el cual no deseo regresar atrás. Quisiera volver y reunir grandes cantidades de olvido para no hacerte sentir lejos y yo mas cerca.
Anuncios

One thought on “Un cuento surreal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s