En las sombras

Contenidos imponentes van aflorando en el aire recóndito,
Humedad, falta de aire, de ausencia,
El sonar de un reloj,
El cansancio,
La novedad,
La profundidad,
El palpitar secuencialmente,
La piel enternecida,
La luna cabizbaja.

El soplar del alma bajo el cosquilleo,
Se sumergen con la travesía hacia lo profundo,
La alta resonancia donde se zambullen los sentimientos,
Y vuelven a nacer por detrás de mi espalda,
La intolerancia de los besos,
Y el mendigar abnegado de los dedos bajo las sombras.

La rápida inclinación hacia la cima y el descenso sosegado y agitado
me vuelven vulnerable. Sigue la marcha hacia tus senderos de apacibles tonalidades.
Se agitan tus valles, tus montañas, se agolpan los sentidos y se derraman
por doquier como muestras explicitas pero dulces.

Son dos caminos,el mismo que caminamos en la oscuridad obligada hasta descender por los ruedos de la montaña para pisar juntos la mañana y acariciar tu frente y estrenar el nuevo día.

Anuncios

One thought on “En las sombras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s