A lo loco se vive mejor

Introducción:
Puede ser que me inspirara un poco con la canción del grupo Jarabe de Palo.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Caminar por Santo Domingo es una experiencia única, mirándolo desde el punto de vista urbano, no es una ciudad amable, específicamente con los transeúntes, a pesar de todo eso tiene una cualidad y es que se impregna en tu piel y te conviertes en un ciudadano poco común, dentro de todo lo demás que te puedes encontrar por ahí.
Iba caminando por una calle de transito semi regular, a eso de las ocho de la mañana y por poco tropiezo con este ser humano, “un loco”, de esos que te encuentras por donde quiera y a decir verdad me sorprende que para las condiciones de vida en la que se encuentran, mantienen una “salud estable”.
Este con el que casi tropiezo ni se dio cuenta que yo cruce por ahí, tenía la piel negra de tanto sucio y a su lado yacía un plato de comida que descansaba en el suelo, con toda la contaminación a que estamos acostumbrados es segura la enfermedad, pero para el no es así, en plena mañana cuando media capital iba y venía, llevando niños al colegio, rumbo al trabajo, con una prisa que parte el alma, el estaba dormido en la acera.
No es que me sienta intimidada del todo con estos individuos, pero hay una señora en la avenida Bolívar, que habita una casa y se mantiene en las afueras, recogiendo fundas y botellas plásticas a más no poder, cada vez que pasa una persona ella le vocifera miles de cosas, quizás sacándose la rabia que le atormenta en el momento y aliviando sus penas, cosa que muchos no se atreven a hacer, incluyéndome a mí.
Estoy en creer que ella siente hacia mí, una especie de respeto. Cuando estoy en la acera de enfrente la miro hacerle toda clase de barbaridades a los transeúntes; cuando ellos se alejan asustados, observo atentamente, mientras ella recoge las botellas plásticas que acaban de tirar en el zafacón más cercano, para luego desarmarlas de nuevo y ponerse a evaluarlas, bueno quien sabe lo que representan para ella, seguro tiene más criterio sobre el reciclaje, sin bromear la he visto clasificar y usar en varias actividades. La última vez que la vi estaba cociendo algo o por lo menos simulaba que lo hacía, alcancé a ver el hilo y la tela a pesar de mi astigmatismo, que no me deja ver claramente desde lejos, solo puede concluir en que esta igual que yo componiendo retazos.
Me miró desde lejos y no descifro que querrá decirme; en el fondo no sé si me hará daño. Cierto día ella venia con su reguero de papeles, fundas y periódicos; al verme retrocedió, dentro de aquella locura, ella entiende mi lado más ligero y despreocupado, aquel que pocos conocen, pero como dicen por ahí, de poetas y locos todos tenemos un poco y aquí mis amigos no soy la excepción.

Conclusiones Pendientes OJO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s