Fiesta Diplomática

Este no ha sido un jueves cobarde, ha sido mucho menos que cualquier otro tiempo, aquí les mostrare las que determinaron  este. Tras una visita realizada a la Embajada Dominicana en Chile, para conocer algunos de los procesos y el funcionamiento del mismo, nos invitaron a la celebración del Aniversario de la Independencia Nacional.  Esta reunión o evento diplomático fue suspendido de su día original por respeto al hecho ocurrido el pasado año, les hablo del terremoto ocurrido en Chile el 27 de febrero del 2010.
Como por arte de magia, llego el día de la celebración  y por si fuera poco, no teníamos muchas ganas de ir, pero ya nos habíamos comprometido. Esa tarde me la pase sentada en la computadora, y tras recibir algunos incentivos por parte de los amigos del twitter, medio que se ha convertido en una herramienta de desahogos. Mi compañera y yo, decidimos ir y como era de esperarse tuvimos un fallo con el cálculo del tiempo, el reloj nos traicionaba al último minuto aunque nos alistamos rápidamente.
Teníamos que tomar un taxi, que nos llevara al lugar, ubicado en un sector muy exclusivo de Santiago. Aquí de nuevo nos fallo un poco la percepción de que estábamos en un país muy diferente al  nuestro y los taxis no se manejan igual, aquí tienes que salir a buscarlo y si llamas pueden tardar hasta una hora.  Tuvimos que caminar muchísimo para conseguir uno. 
Ese día vi el primer Amet* Chileno, se encontraba manejando un tráfico que no se podía comparar para nada con el tormentoso enredo que se arma en Santo Domingo en una hora pico* (aquí pico es una cosa muy diferente y se refiere al órgano reproductor masculino).
Desde que entramos en la calle alcanzamos a ver vehículos bastante costosos, dedujimos que habíamos. En la puerta se encontraban patrullas de carabineros* ellos nos indicaron como cruzar la calle y lo hicieron con mucha amabilidad. Realmente no sabíamos que la actividad era tan formal, pero igual, estábamos actas para la ocasión. 
En el fondo me sentía fuera de lugar, cuando entramos saludamos a dos jóvenes conocidas, y de repente había una pasarela en donde estaban unas personas muy distinguidas a las cuales saludamos. Luego me dijeron que entre esas personas distinguidas estaba el embajador de nuestro país en Chile, imagínense la cara de asombro que puse.
Llegamos al patio, allí estaba toda la gente y evidentemente no había iniciado, decidí utilizar una estrategia que al final sirvió para algo, en un grupo preguntamos por la única persona conocida, que por cierto no estaba. Inmediatamente nos integraron muy amablemente en el grupo, por supuesto eran dominicanas.
Comenzamos a platicar de varias cosas, en eso inició el acto de apertura. Uno de los momentos más emotivos fue la interpretación del Himno Nacional Dominicano, el cual es una obra maestra, pero en playas extranjeras, la emoción al parecer está a flor de piel.
Llegó la hora de la comida y no fue de nuestro agrado, no tenía el sabor ni la consistencia que tiene la verdadera cocina dominicana.  Dentro de las preguntas que siempre saltaban o venían a colación era sobre la situación actual del país, muchas de estas personas llevan más de diez años sin visitar República Dominicana. Al final se hizo una pista espontanea de baile, mientras tanto yo miraba los gladiolos que por cierto aquí tienen un sentido fúnebre, me anime a bailar y justo en ese momento conseguimos una bola*.  Una de las cosas que me pareció  más extraña fue  ver que pusieran merengues boricuas  en esta celebración, con tan buenos intérpretes en el país, esto me pareció muy indignante.
Nos trajeron de vuelta a nuestra casa y mis dedos desde ese día han intentado plasmas algunas sensaciones y no salían.
Realmente se hace difícil asimilar un cambio, cuando tienes de frente tantas vivencias, pero estas son parte de las cosas que nos van formando a diario, mientras que la vida gira sin detenerse.


_________________________

*Amet = Agente metropolitano de Transporte (En República Dominicana) 
*Carabinero= Policía (Chile)
Anuncios

One thought on “Fiesta Diplomática

  1. Saludos cordiales.
    Mairelys.

    Nunca he estado por fuera de mi país por mas de un mes.
    No podría comprenderte.
    Lo que sí puedo es felicitarte por extrañar a tu terruño.
    Eso indica una gran aceptación de tu esencia.
    Me alegro por ese sentimiento.
    Amar la nación de uno es amar la abundancia en nuestra vida.

    Atentamente
    Erick Bojorque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s