Cosas rescatadas de los escombros digitales

Escrito originalmente en el 2010

Jarabacoa, La Vega. República Dominicana. Foto por: Juan Raul Liriano 

La familia, es como las flores bellas que ves nacer en el campo y que no quisieras ver marchitas. Siempre estoy pensando en el campo, en el pasto verde, en la brisa fresca, en la vida sin presión y sin tanta angustia. Me gusta la comodidad de la ciudad, pero me parece tan superficial, el trato de las personas, la falta de aprecio de la gente, la falta de tolerancia, el desorden, el caos.

Siempre estoy pensando en los paisajes verdes, en el río, las montañas, el atardecer tibio. Es un deseo del alma desorbitante que me hace descender y encontrarme con una parte significativa del pasado reciente y urgente, es tan abstracta que se me pierde en azules y verdes.
Pude vivir muchas cosas, como recoger granitos de café, con ese color marrón alucinante. En este momento, siento los abrazos que le dí, a esas almas tan hermosas, como hago ahora con mis padres. 
Anuncios

2 thoughts on “Cosas rescatadas de los escombros digitales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s