Miércoles estático


Es miércoles por la mañana, y no tengo ganas de hacer mucho. Últimamente he dormido más de lo normal, he dormido bien, pero igual, despierto cansada. Esa sensación de querer estar soñando siempre, es extraña. Soñar por muchos motivos, desde concretar las irrealidades, hasta aprender a vivir la realidad.

El surrealismo/el hiperrealismo, me divierten. Madurar todo este tiempo, me hace sentir como en una ola desconocida. Le tengo miedo a las profundidades, pero vivo en ellas. Tocar el fondo es seguro, es perfectamente lo más seguro que existe, pero yo no quiero seguridad, quiero inseguridad de vez en cuando. Conservar me gusta tanto, pero también prefiero tirar las cosas, botarlas y no verlas jamás.
Este mundo interno en el que vivo, es intenso.
El espacio propio
Las mañanas alejadas de todo
El parque y las hojas
Las lagrimas
Las nubes nuevas
El abrigo desabrigado
El rojo
El blanco
El azul
El estilo
El verde limón
La gente de prisa
El jugo de naranja en la esquina
El arpa
Las escaleras
La gente caminando
La biblioteca
El frio
La tetera
El agua
Todo se revuelca en mi cabeza, mezclándose con un aire de melancolía, que no le debe importar a nadie. Si alguna vez pudiese hacer una película con los flashbacks de todos esos rostros a mi lado. Por ahora, me quedaré tranquila, pensando en el café de la mañana, en la caminata hacia el progreso y este miedo filtrado en los huesos. Voy imperdible, con el sol visible que se esconde a cada minuto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s