Suave (Vídeo)

Día 7


Me siento tan suave, que puedo arañar hasta los pétalos de las rosas amarillas que nunca me han regalado. Puedo tumbarme en el sofá con esa copa de vino; gritar desde la ventana que soy libre o consumir de un bocado, todo el alimento que habita en tu alma. Aun así, solo quiero el ramo de flores, antes del aseo rutinario del hogar.
En este momento, recuerdo las casitas de campo de mis sueños. En ellas hay tierra por debajo y las hormigas tienen aventuras desconocidas para los mortales. La avalancha de deseos, me trajo al día cero.
En esto seré irreductible como Oliverio, porque el calmante ha surtido su efecto y va acompasando las melodías. Ya los disturbios ni se escuchan, solo tengo mis viejas canciones, esperando a ser desempolvadas. El exorcismo de los días y este clandestino intento de volar, me han dicho exactamente lo que quiero escuchar: Amárrate al cable que conecta la pasión, desenrédalo; comienza de prisa que el día acaba.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s