Desarmando la inocencia


De repente se abren las cortinas de la ventana.

La voz interna nos dice: -Hemos cambiado rotundamente. Ya no somos vírgenes. Fíjate en los ojos ya no tienen el cristal. Somos un torrente de energía deslumbrando el horizonte. Queremos conquistar todo el esperma del sol. Queremos saborear toda la miel de los besos. Nos columpiamos en camas desconocidas. Tiramos a la basura toda la inocencia del tiempo. Nos enfrentamos a los partos de las ideas y nos largamos para hacer el amor con el otoño. El baúl que nos contiene ya no es de rosas, ni de espinas, ahora es de instrumentos musicales para tocar lujurias correspondidas. Ahora somos tierra y agua besándose eternamente para dar frutos. 
Un lunes cualquiera de Enero.
Anuncios

One thought on “Desarmando la inocencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s