Predicar con el ejemplo en el siglo XXI: Pepe Mujica

Por Mairelys Domínguez
Fuente: Mambomedia
Hace unos meses escribiendo un artículo llamado “Wall-E. Ser sustentables ¿decir o hacer?”, descubrí mi posición filosófica, frente al estado actual de los temas relevantes para la humanidad. Las bases que he ido desarrollando me alientan para despegarme de los juicios establecidos en ámbitos políticos, sociales y religiosos, y de esa forma mostrar unos criterios relacionados con la ética. No es de extrañar entonces, que me dirija hacia un ejemplo latinoamericano, objeto de múltiples críticas, favorables y desfavorables. Me refiero a José Alberto Mujica Cordano, mejor conocido como Pepe Mujica, actual presidente de Uruguay. 
Antes que nada quiero expresar la admiración que tengo por Uruguay al convertirse en el primer país que visité y por tanto en el primero que pude comparar con mi media isla, República Dominicana. Me pareció un lugar amable, donde se percibía por todos lados una vibración colectiva de austeridad. Que conste solo estoy hablando de sensaciones que han mutado y que hoy descifro con más calma. 
Pasaron seis meses y regresé al sur para estudiar, esta vez a Chile. Sin entrar en detalles, de mi estadía en este país, la cual se ha prolongado hasta el presente, les diré que me encuentro leyendo sobre los temas de sustentabilidad urbana, cambio climático y desarrollo urbano. Este bombardeo de nueva información me animó a realizar una tesis sobre la vulnerabilidad institucional desde la perspectiva de la sustentabilidad en tres países del Caribe. 
En esas tareas de investigación, me encontré precisamente con el discurso hecho por Pepe Mujica, en la Cumbre de Rio+20 (20 años después de aquella memorable Cumbre de la tierra en el año 1992). Su discurso me impactó bastante. Considero que mi reacción es propia de una persona incipiente en los temas políticos y sociales, por lo que asocié inmediatamente su discurso con un artículo que circuló en las redes sociales llamado “El presidente más pobre del mundo”. 
De su intervención en Rio, lo que más llamó mi atención fue lo siguiente: “La crisis de hoy no es ambiental, ni económica, la crisis de hoy es política”. A mi humilde parecer esto resume mi tesis y porque no decirlo, esto resume todos los esfuerzos actuales en materia de desarrollo humano y social.
Usted me podría preguntar: -¿Por qué lo crees así? A lo que yo responderé:
-Todos nuestros problemas vienen de quienes nos gobiernan y de quienes los eligen, en este caso nosotros mismos. Todos tenemos conciencia, intereses, preferencias y pasiones que deben ser atendidas, juzgadas y por ultimo procesadas.
Sin tomar un margen frente al propósito real de esta reflexión, a lo que voy con todo esto es expresar una cierta simpatía justificada por este personaje. Creo que más allá de su sentido simple, dentro de su lenguaje sencillo se alojan teorías profundas, que pueden ser empíricas y otras han sido recogidas con los años de experiencia. Mujica se expresa de una manera tan particular, que puede causarnos risa, por lo llano y cruel de su lenguaje, pero a mi entender (espero que el de otros también) su discurso está lleno de principios humanos y antropocéntricos.
Extraje estas conclusiones a partir de su visión frente a sus insistencia por el rescate de la esencia de los pueblos, que podría confundirse con defender los tabúes, pero más bien lo que intenta decir, es acercarnos un poco más al material simbólico de nuestra herencia. Me atrevo a asegurarles que todos los elementos del discurso de Mujica: El rol de la mujer, la cultura, el medio ambiente y como enfrentar unidos la crisis política mundial, son los mismos principios que motivan la creación de cientos de informes preparados por agencias internacionales, en un lenguaje técnico, que yo considero algunas veces repetitivo.
A fin de cuentas, todas sus pinceladas basadas en saltos conceptuales, me han permitido descubrir códigos ocultos en un individuo que ya tiene integrada una célula del cambio real. En este plano, entiendo al ser humano como un huésped en el que puede germinar conciencia, y esta puede ser capaz de transformar el resto de la humanidad. Por tanto, manejar el concepto de la integración a nivel personal, sobre todo el concepto de la sustentabilidad a grandes rasgos, es atreverse a ir en contra de la corriente, en tiempos donde las masas arropan los principios éticos. Es integridad, ser osado y hablar en conferencias, frente al resto de líderes mundiales sobre la cruda verdad, a pesar de ser tildado de simplón. Es sarcástico lo que diré, pero en nuestra Latinoamérica importa más ser complejos sin entendernos, que ser directos y efectivos.
El énfasis del discurso de Mujica radica en el valor, y digo esto porque no ha de ser fácil lidiar con los protocolos, en un momento en que la austeridad es la última opción que pudiese elegir un mandatario. Lo segundo es darle más peso a la conciencia ética, para soportar el peso de lo que usted está predicando, no solo a nivel físico, sino a nivel personal.
Que quede claro, este texto no pretende ser un manojo de flores para Mujica, mejor dicho, que no sea solo admiración, que sea indiscutiblemente más acción. El valor y la conciencia no saben de competencias, sabe de cooperación y dominio de nuestros criterios por encima de las críticas de los demás. Quizás estos sean los elementos que le devolverán el ánima al mundo, como dijo Julio Ollala, en una entrevista donde además manifestó que si somos capaces de involucrarnos de otra manera, podemos crear grandes cosas, basadas en nuevos paradigmas: “Un sentido de la vida más sencillo, en donde el corazón tenga un lugar más grande que solo la cuenta bancaria”.
Me causa emoción, pensar en esos paradigmas utópicos y por otro lado, no me extraño tanto, porque los veo sembrados en conciencias humanas, pudiendo con ello germinar a la superficie. Y es que como expresó Nelson Mandela “Todo parece imposible hasta que se hace”.
Referencias:
Aldea, S. (1 de Enero de 2013). Entrevista a Julio Olalla . Obtenido de Paula: http://www.paula.cl/entrevista/mirar-con-otros-ojos/
Youtube. (2012). Discurso José Pepe Mujica Río + 20. Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=Ul5BmEmLwdU
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s