No me lo esperaba


Fui invitada a la premiación del concurso literario UC hace unas semanas. La invitación me llegó al correo no deseado, por suerte lo ví. Me entusiasmó recibir el correo, pero no estaba segura de salir premiada, por eso no sabía si debía de ir a la premiación. La modalidad de este concurso es muy especial, invitan a todos los participantes y estando in situ te dicen si ganaste.

Llegó el día (23-08-2013), estuve en el salón central de la casa central, justo a la hora en que debía iniciar. A eso de las 5:28 p.m. estimo yo, me llamaron para recibir mi primer mención honrosa por el poema “De nuevo al Paraíso”, uno de los escritos más íntimos y especiales que tengo. La ceremonia fue hermosa, los cuentos y poemas ganadores son estupendos. Nos publicaron a todos en un libro que recopila los últimos diez años del concurso, con ilustraciones de las obras de años anteriores. En verdad, me siento muy emocionada.

Sobre mi poema…

Lo escribí después de mi ultimo viaje a Jarabacoa en enero del 2011, antes de venir a Chile. Este poema es una pincelada de mis vivencias durante las vacaciones en casa de mis abuelos, un hecho que marco mi vida considerablemente. En esencia es la suma de muchos momentos (retazos) hermosos de los que vale la pena seguir hablando.

Aquí les dejo el poema:

De nuevo al paraíso


Abro el cofre que guarda con desvelo,
las burbujas azules, revestidas con escarcha citadina.
El suelo embriagado, por las lluvias pasadas,
anhela ver la salida del sol.
La combustión atormenta,
los caminos placenteros, objetos de luz.
Cuantas estrellas contabilizadas,  en el desierto que pisaba.
Cuantas  piedras obsoletas, esperando rencontrarme.
Cientos de hojas respirando a mí alrededor.
Calles marrones mezcladas con amapolas y charcos.
Alambres con púas demarcando el territorio vocacional.
Sonidos vegetales, distorsionados por inventos humanos.
La ventana surrealista cambió drásticamente,
ahora es un rectángulo de hierro y celosías.
El colador es una reliquia y yo sigo tomando el contenido celestial.
El piso se mueve constantemente,
estoy a punto de mojar mis pies en él.
Mis ojos no pueden creer lo que han visto,

mi primer eclipse solar, sin los suspiros. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s