La primavera allá fuera y yo aquí dentro

Sobrecogerme por el paso del tiempo, nunca ha sido sorpresivo. Lo sorpresivo para mí es la germinación de las pasiones, ese vaivén atravesando la garganta, esas ganas de morder el aire y transformarlo en una capsula magnifica de suerte, de túneles, de rendijas o de explanadas donde el sol consume todo. Menos mal, la luna siempre será mi almohada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s