Las influencias musicales

En los últimos días, escuchando música de todo tipo, bajo muchas circunstancias me atrevo a confesar que he tenido unos cuantos orgasmos musicales.
En realidad, este tipo se sensación se experimenta a lo largo de la vida, ya sea descubriendo algo, caminando, pensando, respirando, cuando hueles sobre todo cuando hueles. Esta mañana recordé el olor de mi radio cassetera, una que usaba a mediados de los 90´s. Nunca tuve acceso a mucha música de “calidad”, pero disfruté mucho nutrirme de todo lo que escuchaba la gente a mi alrededor. 
Era fanática de todos los grupos de merengue de la época (Coco Band, Roka Banda, Kinito Mendez, Los ilegales y muchos más…). Recuerdo que tuve un amor de muchos años con un grupo llamado “Sin Fronteras”, para ese entonces ya tenia 14 años. Después de estas penosas confesiones, vienen otras más penosas, era fan de la música romántica…las baladas románticas, ahí si creo tener expertis. Todos los que me conocen saben que deliraba con Luis Miguel, que después me enamore perdidamente de Luis Fonsi y que Ricardo Montaner, Cristian Castro, Lucero (jajaja lo pienso y me rio) todos ellos eran el coro de la banda que tocaban mis dos protagonistas. A Luis Fonsi lo fui a ver a un programa, yo juro que el me canto una canción a mí, eso fue por el año 2002, en el programa que tenia Don Freddy Beras y Milagros Germán en el canal 13. Fui con mi hermana y bueno eso merece ser escrito aparte…
Ahora voy a continuar en lo que estaba, en eso de los orgasmos. Solo me voy a referir a los últimos, a esos que he tenido en digamos, los últimos 6 meses. A mi los covers de las canciones conocidas me fascinan, porque quien los hace le da un toque personal muy bueno, eso me pasa con Alexandre Pires, en dos canciones. La primera versión del brasileño es “Lo mejor de tu vida” original de Julio Iglesias y la segunda Amor Perfecto de Roberto Carlos. Estas canciones me llevan a un estado extraño, por ejemplo “Lo mejor de tu vida”, me da una sensación de melancolía sublime y la de “Amor Perfecto”, me lleva al 2006 sentada en la silla de la computadora, esperando a alguien. Lo bueno de “Amor perfecto” es que se ha vuelto atemporal, la escucho cuando me quiero conectar conmigo y justo ahí siempre tengo un orgasmo musical que se repite a medida que pongo la canción.
Otra de las canciones recientes con las que me ha ocurrido lo mismo se llama “Chasing Cars” del grupo Snow Patrol, ufff yo la escuché por primera vez y me gustó, pero cuando la puse de nuevo PUFFF!! el estallido emocional se hizo presente.
Y bueno, a este punto de mi impúdica confesión, donde ya he hablado de los orgasmos del pasado, de los intermedios, tengo que hablar del más reciente, del que me ocurrió esta tarde. Esta canción la he puesto mucho en los últimos días, de hecho todo el disco de esta cantante inglesa me ayuda a concentrarme “Corinne Bailey Rae”. La canción que me lleva a un estado celestial, en volumen medio o alto, se llama “Like Star”… esta pieza es todo, es volar completamente, especialmente en la parte que coincide cuando ella cierra los ojos en  el vídeo y se deja llevar (Minuto 2:50 aprox). Es increíble, pero esta canción la conozco recientemente y ya compite con dos de mis relajantes favoritos “Don´t Know way” de Norah Jones y “Wake up alone” de Amy Winehouse. 
Ahhhhh….experiencias celestiales que ocurren cuando menos te lo esperas, cuando menos las buscas y cuando todo el presente esta lleno de cadenas. 
Como bien digo en mi poema “Ebullición”:
¡Emociones, Sentidos, Emociones, Sentidos!

Anuncios

2 thoughts on “Las influencias musicales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s