La pasión tiene que volverme constante

Que sería yo sin la muerte que se resbala junto a las lágrimas.
Me pierdo entre las rocas que tocan el fondo del río en el que te sumerges. 
Cuando salgo a flote, mi rostro brilla, pero como soy agua no estoy en ninguna parte y siempre estoy ahí, resbalando por las piedras que saborean las profundidades.
Me quedo en silencio mientras la luna llega de vez en cuando a robarme o a combinarse con mi luz.
Tanto silencio me ha vuelto sorda
Tantos códigos me dejan muda

Tantas ramas en mi presente, 
me hacen olvidar que mañana será un día de sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s