Corazas y fragilidades

La ceguera de algunos días son la vergüenza de los que vienen


Inside by Georgios Kalogeropoulos on 500px.com

Fotografía: Inside by
Georgios Kalogeropoulos

Es muy común que nadie sepa cómo se construyen las corazas. Lo más probable es que las capas se vayan creando a medida que pasa el tiempo. De esto no estoy segura, ya que las capas débiles se van intercalando con las que se ajustaron con firmeza. La forma en que se debilitan es un misterio: claves ocultas, acertijos, vaivenes, destellos, incendios. Al final se detiene la lluvia para destruir o mejor dicho para ablandarlo todo. El deseo se desvanece como por arte de magia, cuando las noches son oscuras.

Lo que prosigue es desteñir el color intenso con que pintaste el cielo del cuarto, ese que compartiste con la soledad. Ese espacio abandonado por obligación sigue existiendo. Ahora esta ocupado por una o dos almas circundantes en las noches, quizás algunos fines de semana. A mi me quedan los recuerdos, el ventanal, el balcón, las vistas para ver los atardeceres, la cordillera nevada.

Ahora que lo pienso con mayor claridad, vivir en el suelo tiene sus ventajas, nos permite mantener los pies bien puestos en él, tanto que la respiración se corta con frecuencia.  De esto solo puedo deducir algo: La lucha constante entre el idealismo y el realismo se convierten en la materia prima para escribir mi historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s