Caminando de noche

Cuando el globo interno se infla, sale a flote la escarcha fluorescente. Ingresas al espacio donde están todos, pero no los percibes. Te falta la respiración o la resistencia, te falta todo. Eres como un animal indefenso que observa el cemento. La luz ha hecho que los colores se difuminen en un par de escenas mediáticas. Cruzas la calle, el semáforo en verde, la pastelería sin sabor. El café predilecto que nunca visitas, los vestidos que quieres usar y aún no usas. El cabello alborotado, la sequedad maltratando la garganta, una esquina, dos esquinas, doblar a la derecha, ingresar al patio, llegar, preparar, saborear, terminar, recoger, emprender de nuevo el camino. La luna te acompaña. Los perros ladran. Mejor así porque a pesar de la incomodidad en el fondo no hacen otra cosa que cuidarte.

http://500px.com/
Craig Wilcock

Caminando de Noche de Craig Wilcock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s