¿Por qué la prisa?

Ya no  hay tiempo para tener tiempo, nos ahorramos las palabras para ganarlo o malgastarlo. Hoy conversando con una amiga llegamos a esa conclusión.

Estoy un poco nostálgica recordando cuando tenia suficiente tiempo para leer en mi cama a cualquier hora. Recuerdo que me entusiasmaba la idea de conocer, escudriñar o simplemente comprender cosas que hasta el momento ignoraba.

Con los años, todo se disuelve, la expectativa se reduce. Ahora mismo es víspera de navidad, la nostalgia me invade, porque pienso en distintas épocas. Siempre me gusto diciembre, su clima, sus olores, sabores, la energía de la gente…hoy en día todo se resume fácil. Los años se van muy de prisa.

Me toca ver todo esto desde un escenario diferente:
“Ya no se si me gusta la navidad”.
Es una pena, pero es parte de la experiencia. Esto es lo que me digo constantemente, sin embargo, hace un rato me fije en las luces de navidad de una vivienda y el corazón me latió muy fuerte. Sentí una especie de emoción conocida, como si algo hermoso fuera a ocurrir.

¿Un espíritu?, la verdad no se de que se trata, solo sé que pude verlo reflejado muy dentro.

Al final aprendemos a vivir de la nostalgia, de las transformaciones o mutaciones como quieran llamarlo. Algunas veces confirmo, que el futuro es un mar de recuerdos que llegan al presente como una ola del pasado.

A veces (no se si concuerdan  con las cosas que digo) aparecen luces, aires, energías y abrazos que lo dicen todo sin palabras.

¡Buenas noches!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s