Lecciones de la tercera década

Tomada de Flickr.  Imagen de Rita Lee

Hace un tiempo he venido catalogando pensamientos que llegan de forma espontanea a mi mente con el hashtag #leccionesdelaterceradecada. Cuando uno rebasa con creces los 20’s se dice que somos adultos mayores con cierta experiencia, es decir, que no deberías cometer los mismos errores de la década pasada.

En la actualidad la mayor parte de la gente que conozco ronda los 30-35 años, algunos están entre 26-29. A mis 31 años, sigo con la apariencia de 22 a 27, no estoy exagerando, eso es lo que me han dicho. Lo curioso es que a pesar de no gustarme ser etiquetada en renglones, este de los 30 me ha fascinado.
A los 30 eres un adulto joven, muchos de tus amigos se casaron hace tiempo, otros ya están esperando bebes, la mayoría termino la universidad, postgrados y hasta doctorados. Otros como yo nos dedicamos simplemente a extraer algunos aprendizajes de este momento crucial de la vida.
Cuando tenia 9 años quería tener 15 para poderme maquillar. A los 15 quería tener 18 y a esa edad no me maquillaba. Creí que los 25 era una edad tardía para casarse y mírame aquí, con 31 y sin firmar papeles. Esta bien, nos encontramos en una etapa ecléctica, una época fascinante por la variedad de estilos de vida con que nos vinculamos.
De momento, me limitaré a dejar las explicaciones y les comparto algunas de estas lecciones tipo flashes que me han llegado:
  • Las primeras impresiones no siempre cuentan. Juzgar en base a ellas significa perder un gran amor o una verdadera amistad”.
  • “Quédate con quien te valore y donde te valoren”.
  • “Una sola inhalación de aire es capaz de organizar un rompecabezas. Con la exhalación se dibuja el marco”.
  • “Confiar más en acciones que en palabras, pero también confiar en las palabras que generan verdaderas acciones”.
  • “Neutro: Estado de equilibrio que difícilmente es aceptado o comprendido por quien lo posee, sin embargo, vive ahí”.
  • “El secreto de los que habitan en puntos intermedios es levantarse y observar desde una macro perspectiva”.
En resumen, podría decir que el descubrimiento mas acertado es que ya pocas cosas nos sorprenden. Ya sabemos reaccionar y estamos en plena capacidad de crearnos un perfil correcto de las personas y de nosotros mismos.

A esa edad ya se lo que quiero, lo que no quiero, lo que me conviene y lo que no. Es cuestión de aprovechar las oportunidades, de no dejarnos doblegar por los deseos irracionales de ayer. Los 30 bien invertidos son la recompensa de los aciertos o errores de las décadas pasadas.

Una vocecilla interna me acaba de dictar otra lección:

“DISFRUTAR los 30´ta antes de pisar los 40´ta”.

Anuncios

One thought on “Lecciones de la tercera década

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s