Revelaciones

By Mark Harrison Streets Are Paved With Gold
By Mark Harrison
Streets Are Paved With Gold

A este punto de la vida creo que las distancias se miden en la cantidad de pensamientos que generamos hasta llegar. Si hemos tenido varios durante todo el trayecto es porque la distancia es larga.

Acostumbro a hacerme autoanálisis mientras camino. Hace algunas días tuve una revelación. Fue uno de esos momentos en que  todas las piezas encajaron, como decir, todos los planetas se alinearon. Me invadió la emoción. Se soltó un nudo y apareció con nitidez ante mí la verdad.

Los atardeceres tienen ese ingrediente. Ha de ser porque con ellos se va un día, una oportunidad. Es como si los últimos rayos de luz nos susurraran mil cosas.

Aquel día yo caminaba despacio e intentaba encontrar algo especial en los lugares de siempre. Era todo tan fácil.

He olvidado lugares, estados y sentimientos de otras épocas. Cuando recuerdas algo es un milagro. La música, un perfume o un color pueden traer todo de vuelta.

Son impredecibles los caminos, así como la invasión de la nostalgia. Es normal que no estemos dispuestos a vernos por dentro, pero sucede.

Aprender a trepar las paredes de las imposiciones construidas son detonantes para el futuro. Las emociones son corrientes que arrasan con todo a su paso. Si intentas retenerlas algún día saldrán con más fuerza que antes para derrumbar esos muros. El agua te hará despertar, mientras caminas por una calle cualquiera del sur del planeta.

Algunos inviernos están hechos para iniciar todo de cero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s