A flor de piel

Vía: Pinterest http://f-o-r-e-c-a-s-t-s.tumblr.com/
Vía: Pinterest Fuente: f-o-r-e-c-a-s-t-s.tumblr.com

Hace unos cuantos años escribí un desahogo reflexivo titulado “Del día que me llamaron poeta”. Esta intervención, resulto ser un antes y un después, en mi incipiente “carrera” o mejor llamarlo como corresponde: Interés literario. Con este escrito logré hacer menos transparentes mis emociones respecto de alguna situación, ya que por muchos años este interés me ha servido para descifrar códigos ocultos.

Cuando le pisaba los talones a la adultez dejando de lado la adolescencia, escribí algo que hasta la fecha llama poderosamente mi atención:

“Quisiera elevarme sutilmente hasta un lugar neutral,
un espacio en donde me aleje del mal.
Respirar pulcritud con deseos de amar.
Iniciar desde allí, un capitulo nuevo
de rosales numerosos y distancia limitada”. mdp

Estos versos intentaron e intentan dejarme ver un deseo muy profundo hacia el equilibrio personal. ¿Equilibrio personal? Se preguntaran ustedes. Yo estoy segura de que con los años se van juntando las piezas del rompecabezas, algo que a lo mejor todos hacen. Tengo la manía de andar ajustando o analizando piezas del pasado, cosa que se ha incrementado bastante en esta tercera década. Sé que todos tenemos nuestra forma particular de analizarnos y yo he optado por esta alternativa, que consiste en escudriñar con nostalgia pasajes ya vividos para entender el presente.

El deseo de encontrar ese espacio neutral, ese pequeño lugar en donde me aleje del mal, de las circunstancias que agobian o nos desubican, me ha puesto en alerta. No encontrar un lugar en el que me sienta completa debe significar algo. El deleite por los espacios naturales, tranquilos, donde hay silencio y sobre todo buenas intenciones me sigue pareciendo idóneo. Un mundo ideal no existe, no es posible. La vida como la vemos es un caos enorme que se va adaptando con los años. Los intereses particulares o los accesorios hacen que las personas se sientan más poderosas que los demás. En verdad, la tierra como es, no me gusta.

Sé que es un simple argumento, que puede parecer utópico o pesimista, pero muchas veces uno se siente fuera de este mundo, incomprendido, con ganas de hacerlo mejor, pero no sabe cómo. Saber de las buenas o malas intenciones es cosa seria. Querer la paz universal es una cosa más seria aún. Sentirse demasiado frágil para este sistema, tan atroz y perverso. Esta es la razón por la que escribo este post.

Hace unos meses leí un articulo en Facebook sobre las personas PAS (Personas Altamente Sensibles) y amigos, solo puedo afirmar que es la descripción más cercana que he tenido. El término en inglés es Highly Sensitive Person (HSP) y desde el año 1991 se está investigando. Al momento, cuenta con varias publicaciones realizadas por personas con esta misma condición. Pueden ver más info pinchando aquí (En inglés).

Encontrar esto ha sido de gran ayuda, pues aun teniendo una cierta reticencia por tratarse de algo novedoso, no puedo dejar de sorprenderme. Las características de los PAS, coinciden con varios episodios de mi vida.

Mi emoción ahora tiene una base. Ahora entiendo la capacidad de absorber la energía de mí alrededor o las sensaciones del ambiente, los temas más finos, las actitudes o el comportamiento de los demás. Mi estado regular es estar fuera de este mundo, absorta, en silencio reflexionando mil cosas. El cubo con que tallaron mi esencia hasta hoy me lastima un poco. Es cierto, uno se ve en la obligación de ponerse máscaras para sobrevivir, una de ellas es el modelo simétrico. Concentración absoluta para nunca fallar, no decir que no, jamás hacer sentir mal a nadie condenando la felicidad propia, pero la verdad es que por dentro la esencia se va marchitando y se va quedando sin aire. El desafío es encontrar un lugar neutral, pero ¿Cómo lo encuentro?

Aun dejando el lugar que me vio nacer, estando a muchos kilómetros de distancia, sigo sin encontrar el lugar.
La ventana me ha dejado ver la luz y aunque no sea alguna teoría comprobada, sé que existen personas semejantes con más emoción que piel. Personas como yo, gente altamente sensible, dispuestas a ofrecer el alma para que el mundo sea un lugar mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s