Retomando

 

writing
Imagen vía Pinterest Fuente: curtnerart.com

Había extrañado mi blog. Hace un par de meses que no publico nada concreto. Han sido muchos borradores guardados y sentimientos escondidos. Lo que he mantenido es la redacción mental constante a un punto en el que yo misma me sorprendo de no tener en mi cabeza algún dispositivo que pueda rescatar eso. Mi memoria selectiva tantas veces me hace olvidar y con sus manías se entretiene con cualquier cosa que ordenar.

Jamás había tenido el pasado tan presente. Es como una historia que se abre para contarme sobre los asuntos recientes. Como si un tesoro fuese revelado. Olores, melodías y nubes se empeñan en darme respuestas. A lo mejor pregunté en sueños y se me han concedido. Algunas veces ese cofre se abre por su cuenta para decirme cosas que no quiero escuchar. De todos modos yo se lo agradezco. 

Las palabras son la fuerza o una apertura de caminos. Algunas señales físicas me indican: Hay mejores formas de continuar. En esta década estamos en un peldaño privilegiado porque vemos los de arriba o vemos los de abajo con otros ojos. Son esos ojos de premonición o algunas veces de transparencia.

Los demonios interiores no se retiran tan fácilmente. Se han vuelto amigos de la voluntad, la paciencia, quizá este es el verdadero punto de equilibrio, porque nada puede ser tan bueno. Para que sea bueno deber ser probado con algo.

Así sin más las emociones de cualquier rendija del pasado tiene la posibilidad de llegar y sentarse a conversar. Han de ser ellas las que me cuentan cosas mientras voy caminando. Le dan consejos a los deseos, los sostienen, le dicen que hacer, en que cosas insistir o definitivamente desistir.

A todo esto algunas presencias químicas están más presentes. Estas son las más inquietantes porque se empeñan en buscar en los orígenes, otras generaciones, muchas vidas. Mi piel declina con entusiasmo ese arrastre tan severo. Intenta imaginar el futuro con unos ojos tan hermosos que yo misma no lo creo.

El silencio y la ansiedad no son compatibles, pero si aparece una goma de mascar, entonces los milagros existen. Aunque este ejemplo puede verse forzado es una fotografía de la misma realidad.

Retomo el blog, después de un par de meses. Los sentimientos de una caribeña vuelven a ser conectados con el exterior. Ha de ser por la lluvia que al caer me conecta con lo que soy y he de ser.

Feliz domingo-lunes

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s