Elegir simplemente existir

thought-catalog-246312

Los domingos tienen ese imán extraño que nos invita a buscar el origen de las cosas.

Estaba mirando una película en Netflix, actitud conservadora para quien tiene la excusa de descansar de su vertiginosa vida.

Hay un punto en el que ya no deseas ser quien eras, no eres el de antes, de eso no cabe duda. Mientras vez la película, serie o documental, también empiezas a poner en play el pasado. En mi caso voy recordando épocas, poniendo todo en un cajón con cuidado. Ahora no se que en que punto ubicar mi pasado reciente y este estado.

Hay una falta de tono en la propuesta del yo actual. Tantas cosas pasadas por alto. Tanta energía derrochada. Algunos cables desconectados, una que otra frecuencia invasiva absorbiendo esta temporada.

No se en que punto lograré reproducir estos recuerdos. Lo que tengo en las manos es contundente. Lo aprieto fuerte en mis manos para que no salga, porque quien sabe lo que vayan a pensar. Quien sabe lo que alguien podrá decir.

De firmezas y corazonadas ando bien. La intuición me sorprende para bien tantas veces.

El sexto sentido se quedó pegado en una falda, algunas veces la uso. Ya no sacrifico las plantas de mis pies a menos que esa idea de perfección se atraviese en mi camino. Me gustan las suelas acolchadas que dicen, ahora puedes ir más de prisa.

Ya hay tantos argumentos. Ahora hay espacios que se consumen como el chocolate o una Coca Cola bien fría.

Sigo navegando en los 33.

 

Imagen: unsplash.com – @thoughtcatalog

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s